Colaboraciones

“No soy un hombre fácil”: una película que se burla de los roles de género

6Shares

¿Qué pasaría si un día despertamos y los roles de género se han invertido y las mujeres reproducimos un papel sexista con los hombres en un mundo liberado por nosotras? Esta es la historia de Je ne suis pas un homme facile o No soy un hombre fácil, en español.

Damian es un hombre machista, cuya justificación a su comportamiento se explica en una parte de la película, donde es víctima de burlas por parte de sus compañera del colegio y los padres de familia asistentes a una obra donde el intenta personificar a una niña; se conduce con todas las normas de un hombre que conquista a cualquier mujer que le parezca atractiva y luego la trata como un objeto y la deja cuando le da la gana, ¿les parece familiar?

La forma en que Damian despierta en este mundo dominado por las mujeres es bastante simple, un día se da un golpe en la cabeza y al reaccionar, el mundo ha cambiado ¡Eureka!

La parte divertida e interesante de la película radica en cómo sería el comportamiento de los hombres si ellos fueran sexualizados y obligados a depilarse las piernas y a usar shorts ajustados para ser atractivos, pero a la vez no me agradó completamente que en ese mundo, nosotras nos comportáramos exactamente como muchos hombres lo hacen actualmente.

Pero bueno volviendo a la película, estamos ahora en un nuevo mundo donde las mujeres ocupan los puestos clave de las empresas, abusan de sus empleados varones, son infieles ‘’por naturaleza’’, son egoístas en la cama, someten a abusos sexuales, denigran a los hombres que luchan por la igualdad (que en este mundo son llamados ‘’masculinistas’’) y quienes tienen que educar a los hijos, cocinar y soportar todos los abusos de sus mujeres porque pues en este mundo “así es”.

En esta parte se hace claro reflejo de las etiquetas que sufren las mujeres feministas como radicales, sanguinarias o lesbianas. Si se tiene el ojo lo suficientemente atento incluso se ven ejemplos de cosificación del cuerpo del hombre en el cine, la separación de género en rituales sociales como las bodas o el arreglo de un coche, y cómo los hombres son tratados como objetos decorativos en múltiples ocasiones. Es más hasta tiene el valor de insinuar cómo, en nuestro mundo, ciertas actitudes machistas favorecen a cierto colectivo de mujeres (las jóvenes y atractivas, en esencia) pero de una forma sexista e inapropiada.

Para finalizar, lo más interesante de la película es que, más que una crítica de las actitudes machistas per se, es una ridiculización de los roles y las expresiones de género. Y para ridiculizar esto, la película toma cada cliché imaginable y lo voltea para aplicárselo a los hombres. Entonces no es una película donde lo femenino es superior. Lo femenino sigue siendo lo inferior. Pero ahora lo femenino es lo que caracteriza a los hombres y no a las mujeres.

Creo que es una película que tenemos que ver porque es divertida, pero sobre todo verla entendiendo que es una burla y una comedia romántica con los roles invertidos, Damian se enamora de su co-protagonista que en este nuevo contexto, representa todo lo que el representaba y quien, por supuesto, lo hace sufrir.

6Shares

dimefolk

Diseñadora de modas, marketing y publicidad, supervisora de nubes y gato de Srödinger. No sé escribir.
Follow Me:

Related Posts You Also Might Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *