Colaboraciones

Discriminar por el aspecto físico es igual a no tener argumentos

2Shares

Cuando estaba en la primaria era muy común escuchar a otros niños ofenderse entre sí por los “defectos” físicos que otros creían que tenían, luego crecí y me di cuenta que los insultos por el aspecto físico eran porque de niños no teníamos otros argumentos, y pues ahora veo que la edad no a todos nos permite generar cierto nivel de intelectualidad, por así decirlo, para poder generar insultos que tengan que ver con el comportamiento y no con una característica física.

Empezaré por aclarar que no estoy alentando los insultos, de hecho creo que de ser necesario, son la última alternativa para sacar nuestro coraje o frustración.

Continuaré por hablar un poco de los “cánones de belleza” que hemos desarrollado, en un mundo que nos ha dicho que ser alto, delgado y blanco es ser perfecto, me encuentro con gente que cumple estas características pero que, en lo personal, no me parece para nada atractiva, entonces sabemos que definitivamente la belleza es algo MUY SUBJETIVO, pero lo realmente importante es que:

 El hecho de que no me parezcan atractivos NO me da derecho a juzgarles, criticarles o peor aún, ofenderles por algo tan natural como una característica física.

cero discriminación

Vamos cambiando las cosas: somos más que un cuerpo atado a canones de belleza.

La discriminación por motivos estéticos o, como se ha llamado en la sociedad del siglo XXI, el aspectismo (en inglés se denomina looksim) hace que los niños desde preescolar insulten a sus compañeros por su físico,  los insultos vienen desde el sobrepeso, la estatura o saltarse las normas de género. Desgraciadamente estos insultos no los aprenden de la nada, generalmente vienen desde su casa y por la naturaleza de los mismos se permearn con facilidad entre sus compañeros. Tristemente son insultos que aprenden de los adultos, y lo más grave que muchos de ellos son sus papás.

Aparentemente todos estamos en contra de la discriminación; sin embargo basta con analizar los comentarios y argumentos de muchas personas, cuando no están de acuerdo en algo, para que su clasismo y racismo quede expuesto.

La pregunta es ¿por qué? sobre todo en una sociedad en la que la mayoría pertenecemos a la clase media baja o baja, vemos a mucha gente que se esfuerza por aparentar algo que no es, con tal de ser aceptados.

Finalmente queda claro que cuando le dicen gordo o gorda a alguien, a manera de insulto, lo único que están dejando ver es su incapacidad para poder elaborar un argumento válido y que no haga que el enjuiciado por ese insulto sea quien lo emitió ¿capisce?

2Shares

dimefolk

Diseñadora de modas, marketing y publicidad, supervisora de nubes y gato de Srödinger. No sé escribir.
Follow Me:

Related Posts You Also Might Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *