Moda

Cómo pasé de dar cursos empresariales a diseñar ropa

25Shares

No soy precisamente una fuente de inspiración, pero creo que cualquier historia que nos ayude a reforzar la idea de que podemos ser lo que queramos, merece ser escuchada (o leída).

Empezaré por hablar un poco de mi vida personal, estudié Publicidad y Mercadotecnia y mi vida laboral se basó en dar cursos de capacitación para empresas transaccionales, por lo que tenía que viajar mucho y por lo mismo me certifiqué en varias cosas enfocadas a ventas, trabajo en equipo, comunicación efectiva y cosas por el estilo. Tengo que decir que dar cursos es algo que se me da y me gusta, pero siempre supe que había algo más que quería ser y hacer, pero no sabía cómo.

Viví en la CDMX (a mí me gusta más decirle DF) un poco más de 3 años y regresé a Hermosillo en abril del 2014, respecto a este regreso solo diré que estaba en un periodo de mucha depresión, del que salí después de un par de meses de salir a correr a diario, se convirtió en una actividad que, ahora puedo decir, me salvó en ese momento. Aún recuerdo cuando me di cuenta que podía correr 12km en 50 min, fue increíble.

mujeres emprendedoras moda

Cambiar de dar cursos y capacitaciones a diseñadora de modas fue una decisión basada en las aspiraciones.

Volviendo un poco en el tiempo, antes de irme a vivir a CDMX había pensado mucho en la idea de tener una marca de ropa que se llamara Yonqui, no sabía por qué me gustaba tanto ese nombre, estoy segura de que no fue porque lo leyera en algún libro, ni porque su significado fuera importante, solo era una palabra que me gustaba. Respecto a la ropa, pues en la secundaria estuve en corte y confección, así que aprendí a cortar y a coser cosas básicas a los 12 años, mi primer diseño fue a los 15, cuando una prima fue la “flor más bella del ejido” y yo fui a comprar las telas y le dije a la costurera exactamente que tenía que hacer. Después de eso, uno de mis pasatiempos favoritos era desarmar mi ropa y luego hacerla otra cosa, mi mamá siempre fue mi fan.

En fin, después de mi periodo de depresión de regreso a Hermosillo, mi hermano me ayudó a conceptualizar las ideas que tenía, luego de que me viera con un vestido que me diseñé y confeccioné para una fiesta familiar, no pondré en la mesa los gustos por la ropa de mi hermano, solo diré que quedó encantado.

Así fue como empecé a diseñar ropa, buscar un taller de costura para que la confeccionaran, estudiar sobre el tema y definir lo que yo quería sobre mi tienda: apoyo al comercio justo y al consumo local.

diseñadora de modas mexicana

Su mensaje: apuesta siempre por ti, aunque haya días que te sientas desanimad@.

En noviembre del 2014 abrí una tienda física al público y desde el inicio la aceptación fue buena. Ha sido un trabajo diario, a veces parece imposible porque no solo es vender algo de moda, es buscar que lo que vendemos en Yonqui sea pagado al precio justo al artesano o artista que lo hizo y a la vez sea vendido a un precio justo al público.

Yo no vengo de una familia adinerada, pero si vengo de una familia que me ha enseñado a luchar por mis sueños y a levantarme cuando me caigo. Puedo decir que en este proceso tengo mucho que agradecer a algunas personas que me han dado su apoyo de todo tipo y de manera incondicional, a las personas que me dicen que les gusta la tienda, a las que compran, a las que comparten este sueño de hacer algo propio. Gracias a Chava, a Felipe, a Lenis, a María, a Felipe y a Pepe.

Yonqui no es solo una tienda, no es una boutique, Yonqui es una ideología, es una manera de ver la vida y de apoyar a la comunidad y de decirle a la gente que quiere hacer cosas pero no tiene espacio que en la tienda lo puede encontrar.

No puedo decir que ya estoy del otro lado, creo que apenas estoy en el inicio, pero si puedo decir que si queremos hacer algo debemos saber que va a haber noches que creamos que ya no podemos, pero que va a haber días que nos den la seguridad de que sí.

#SoyYonqui

25Shares

dimefolk

Diseñadora de modas, marketing y publicidad, supervisora de nubes y gato de Srödinger. No sé escribir.
Follow Me:

Related Posts You Also Might Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *